6/2/08

El Secreto de Andrea.-Desde el blog Paseando por terra.

Les presento a Dianna,que empezó Paseando por Terra y a lo tonto a lo tonto llego hasta nosotros para nuestra fortuna.

Si gustan de la risa sin complicaciones y las entradas originales y llenas de guiños esta mujer las ofrece a diario y sin ningún tipo de complejos.

Que ustedes disfruten acompañándola en sus paseos,de momento les dejo con..


El Secreto de Andrea


Andrea se desperezó lentamente, la sensación de plenitud que la envolvía no la abandonaría facilmente en mucho tiempo, se revolvió perezosamente entre las sábanas, se negaba a abrir todavía los ojos, no quería abandonar el lecho aún tibio, alargó el brazo y rozó levemente los cabellos del que dormía profundamente a su lado, no intentaba despertarle, se conformaba con acariciar su espeso pelo rubio y rizado , como de seda brillante.

Se incorporó sobre un codo y estudió lentamente las facciones del hombre, sus largas pestañas , su afilada nariz tan masculina, sus labios...

Sintió un estremecimiento recordando las horas previas en su compañía, y sonrió sintiéndose feliz, había sido una noche especial, tendría que repetirse, se dijo, con un brillo travieso en sus negros ojos.

De repente un rayo de luz atravesó las cortinas de la ventana iluminando el cuarto y Andrea miró el reloj, frunció los labios en una mueca de contradicción y apartando las sábanas fue hacia la ducha, sus obligaciones la llamaban.

El agua caliente resbalaba por su cuerpo, intentando borrar las huellas de una noche increíble, se restregó fuertemente con la esponja, no debían quedar huellas.

Salió de la ducha y se observó detenidamente en el espejo mientras se peinaba, aún poseía un bonito cuerpo , aún despertaba miradas de admiración en los hombres cuando pasaba delante de ellos y eso la llenaba de orgullo, aunque indudablemente el tiempo había dejado en ella secuelas inexorables que Andrea se empeñaba en paliar a base de cremas y visitas a esteticistas en su particular lucha contra los años que pasaban.

Se vistió rápidamente y dio cuatro pinceladas de color a su cara: ya estaba lista, pensó.
De repente un sonido la devolvió a la realidad, giró la cabeza dirigiendo su mirada hacia el bolso y lo cogió revolviendo en èl hasta encontrar el movil que sonaba emitiendo un desagradable tonillo de una canción de moda que ya odiaba.

_ Sí?? , dime amor , buenos días..., sí, sí,
ya estoy lista, enseguida salgo para allá.
.........

- La reunión??? aburrida amor... como todas las de antiguas compañeras de colegio , ya sabes... confidencias, recuerdos, lo de siempre, cuatro cuarentonas aburridas jajaja.Ya te contaré.Un beso, en un par de horas estaré ahí cielo, ciaoooo!!!

Andrea dejo el teléfono en el bolso y extrajo un pequeño paquete de él,el paquete contenía unos guantes de cirujano, un impermeable y un bisturí brillante y afilado.

Se puso el impermeable y los guantes y se acercó a la cama con el bisturí en la mano; él seguía dormido, el somnífero había hecho su efecto, se dijo mirando el vaso que estaba en la mesita de noche totalmente vacío, lo cogió y lo metió en el bolsillo, no debía olvidar ningún detalle, de ello dependía todo, de los detalles.

Andrea se acercó al hombre y sin dudarlo seccionó su yugular en un tajo preciso y certero , para eso era cirujana con años de experiencia, pensó.La sangre manaba oscura y brillante salpicando las sábanas blancas de raso y ella lo observaba todo en éxtasis, mientras la sangre formaba un charquito a sus pies, se apartó para no pisarlo, sacó un trapo de su bolsillo y limpió todas las posibles huellas que de ella hubieran podido quedar en el cuarto.Se quitó los guantes y lo demás y metió todo en su bolso , envuelto en el impermeable y se dirigió hacia la puerta, echando desde allí una impersonal mirada a la habitación , no quedaban rastros de su presencia, todo estaba en orden.

Salió al pasillo y desde allí bajó al aparcamiento por la escalera de incendios , no la había visto nadie, igual que a su llegada.

Contaría las horas esperando su próxima escapada anual, sería ya el cuarto año y pensaba seguir haciéndolo, era su secreto , pensó sonriendo...

.

15 comentarios:

Fernando Díaz dijo...

excelente!!!! realmente excelente... ya me baje una copia a la computadora! jejej

suerte!

AdR dijo...

Uf... Terrible la protagonista. Terrible el cuento. Llevamos dos y dos muertes... chicas ¿tan malos somos? XD

Me apunto tu candidatura... está narrada con una frialdad y parsimonia que asusta.

Besos

DianNa_ dijo...

Fernando Díaz, jajaj me alegro que te guste.Yo estoy deseando leer el tuyo.

Escriba me ha encantado tu presentación.

BESOS^^

Anónimo dijo...

Escriba sabes que seria bueno, que al final del concurso pongas enlaces a todos los relatos en formato word para que el que guste los descargue.
Es solo una sugerencia.

Flavio dijo...

Vaya mantis religiosa tamaño XXL que nos ha salido la cirujana Andrea!
De una 'infidelidad' a un asesinato, me ha gustado el giro final.

Bona sort Dianna :)

Pitxi dijo...

mmmmmh, infiel asesina, reincidente, fria y macabra a la vez,

me gusta!!!!

enhorabuena por el relato Dianna, siempre me ha gustado como escribes

pati dijo...

Plas, Plas!!

Genial, querida, me ha gustado y sobre todo me ha sorprendido esta pluma tuya tan patibularia ... tan dulce ella y mírala, mírala ;)

Besos!

Σ=o) Pau dijo...

Ay Silvia! los tuyos son secretos que amas, secretos que odias, secretos que matan!!! buenísimo!!, te pasaste me encantó mmm... me encantan estas historias :)
besitos y suerte!!!

DianNa_ dijo...

Adr , Flavio es que me habéis leido poco.
Yo los mato a todos!!
Hasta al apuntaor!!
De mis relatos no sale nadie vivo.
Se sienteee!!
Cuando querais os escribo la biografía :P
Besos^^
Rogelio , buena sugerencia :)

DianNa_ dijo...

Pati, Pitxi, Pau las tres Psssss JAAJAJAJ.
Que bien que me lo paso pol dió!!
Si es que yo soy mu mala malísimaaa!!
Buuuuuuuu!!!
^^

Escriba perezoso. dijo...

Buf y yo intercambiando comentarios despreocupadamente con ella.Que peligro que tiene la niña Diana,ja,ja.

Y lo cuenta así,tan tranquila mientras se echa un cigarro o se pinta las uñas o vigila la temperatura del horno...

Sin alterarse y como quien lo hace todos los días.Me has sorprendido y eso es bueno.

Me ha gustado,no lo oculto más, y no te esperaba yo con un relato así.Pero me agrada estar tan descolocado,je,je.

BLOGus dijo...

Me encantan los cambios tan inesperados en los relatos, entrar en una atmósfera para después salir en otra totalmente distinta. Te felicito. Genial. Un beso.

Moisés Márquez dijo...

Me ha encantado :)

Pero ... digo yo ... vas a hacer una segunda parte poniendo de protagonista a Grison ? ;)

Yosmary dijo...

Silvia, sabía que nos volvería a cautivar con sus giros inesperados e impecables!

Nuevamente me ha fascinado!

Un aplauso de pie para esta Perezosa que ya ha ganado a todos con su especial personalidad!
:)

DianNa_ dijo...

Sois demasiado benévolos conmigo acabaré llorando jajaj.
Lo que he ganado , ya no me lo quita nadie, son mis amigos , ole!!
Aplauso mío para todos que me lo estoy pasando de muerte.
Besos^^

 

Archivo del blog