29/4/08

La Fontaine; "El león y el ratón".

Un ratón correteaba sobre un león dormido hasta que este se despertó.Enfurecido,el león le rugió:

-!Nunca más vuelvas a interrumpirme la siesta!.

Pero el valiente ratoncito respondió:

-Si me perdonas,algún día te haré un favor.

-!¿Un favor tú a mi?!-exclamó el león divertido.

-Nunca se sabe...-repuso el ratón.

El león desconcertado,lo dejó marchar.A los pocos días,cayó en una trampa y,al no poder soltarse,empezó a rugir desesperado.

Para su suerte,lo oyó quejarse el ratoncillo que,con sus afilados dientes,royó las cuerdas hasta liberarlo.

Cuando terminó su trabajo le dijo:

-Ya ves...soy pequeño,pero te he salvado la vida.

No debemos subestimar a los demás.
.

3 comentarios:

AdR dijo...

Fábulas, cuentos, sueños...

Todos nos enseñan algo :) El grande al pequeño, y viceversa.

Un abrazo

Σ=o) Pau dijo...

"los perfumes y los venenos vienen en frascos chicos" dice el dicho no? jejej...
los grandes y pequeños aún no saben apreciar que entre ambos se necesitan en algún momento.

Un beso ronroneado

Anónimo dijo...

Gracias genio por postear la FABULA me ayudastes en algo muy importante :).

 

Archivo del blog