5/12/07

Mecanismos de defensa psíquica."La represión".Capitulo 1de 11.


Cuando no podemos optar por una solución practica y real para superar un problema y sortear los obstáculos y peligros que nos rodean y que nos producen malestar y ansiedad nuestra parte inconsciente del cerebro pone en marcha una serie de mecanismos defensivos.

Estos mecanismos se activan cuando se ha sufrido una frustración y tienen como objetivo la auto protección del individuo cuando su psiquismo se siente amenazado.Bien por un hecho externo que le produce ansiedad o angustia ,bien por un conflicto intrapsíquico igualmente ansiógeno que por alguna razón circunstancial empieza a aflorar generando dicha angustia.

Hay que dejar bien claro que estos mecanismo de defensa no resuelven la situación,pero a menudo sirven para eliminar o reducir momentaneamente la ansiedad y la angustia,para posteriormente poder solucionar el problema si es posible en la realidad.

La tensión se va descargando de forma paulatina impidiendo el bloqueo emocional.

De no ser así,el individuo sufriría una explosión de sentimientos,tanto de agresividad como de desesperación,y al verse sobrepasada por la magnitud de sus sensaciones presentaría una conduzta no razonable que se traduciría finalmente en una patología cierta.

Veamos a continuación cuales son los mecanismos más importantes según Freud.

El primero sería el de la Represión.

En primer lugar es preciso diferenciar la represión de la supresión.

Un trabajador hablando con sus compañeros comenta el rigor con el que sus jefes inmediatos supervisan sus trabajosy los problemas que a diario esta constante vigilancia acarrea. El tema es desagradable y produce una elevación de nivel general de ansiedad en el grupo hasta que alguien dice; "hablemos de otra cosa,por dios,que agobio..."

Se cambia la conversación y todo el mundo se siente más a gusto porque se ha reducido la ansiedad al cambiar de tema.

Este proceso de cambiar la conversación,de una forma consciente y verbalizada se denomina supresión.

Pero la supresión puede ocurrir de forma automática;cambios en los temas de conversación o en el curso de nuestros pensamientos pueden ocurrir inadvertidamente.Es decir,sin que verbalmente ni mediante un pensamiento consciente manifestemos deseo del cambio.

La supresión se diferencia de la represión porque esta última es automática y porque no ocurre bajo el control de estímulos verbales,es decir,es inconsciente.

Generalmente las motivaciones de la represión son también más fuertes que las de la simple supresión.Mediante ella se se "olvidan" aquellas ideas o acontecimientos que puedan engendrar algún tipo de sufrimiento psíquico.

La represión se parece al proceso normal de olvidar,pero se diferencia de este porque se puede recobrar la memoria perdida temporalmente tan pronto como se reduce o elimina la ansiedad conectada con ella.mas que olvidar se soterra en el inconsciente aquello que resulta penoso o punible.

Lo reprimido no se pierde del todo sino que se recobra tan pronto la semilla que engendró la ansiedad desaparece.Ejemplo clásico es el de ciertas represiones sexuales.La persona al no sentirse angustiada queda libre para dar rienda suelta a todo aquello que en su día fue reprimido.


Mecanismos de defensa es el primero de once capítulos que sirven de continuación al prologo de "Nuestros extraños mecanismos".

Este capitulo va dedicado ,tal y como prometí,a Sun y a Lucia,apasionados lectores de este tipo de temas.
.


2 comentarios:

Lucía dijo...

Pues sí.

El cerebro es el gran desconocido de nuestra biología. Si lo entendiéramos y pudiéramos utilizar todas sus armas a nuestro antojo ...

Escriba perezoso. dijo...

Uff...creo que sería un peligro teniendo en cuenta alguna gente que hay por el mundo.No quiero ni pensar lo que podrian hacer si fuesen capaces de utilizar más que ese 10 por ciento que calculan que usamos...

 

Archivo del blog