22/1/08

Un Gothico,un bar y algunas ideas mientras esperaba mi turno de ir al baño.

En estos días absurdos en los que cualquier excusa es buena para montar un pollo me reconforta ver como algunas personas pese a su juventud son capaces de sobreponerse a los dedos acusadores de la mayoría.

Entre esa mayoría hay individuos que quizás no hace demasiado tiempo estuvieron marcados también y señalados por otros dedos acusadores.Pero esa época a la que nadie en su sano juicio debe recordarles pasó y ahora son ellos los que con la lección olvidada por lo doloroso de su aprendizaje o por lo conveniente de su olvido marcan a otras personas.

Una época en la que sus prejuicios aún no habían sido convenientemente implantados por la sociedad de entonces.

Con los mismo prejuicios heredados nuestra sociedad es cínicamente misericorde a la hora de acoger a los hijos pródigos de la intolerancia que vuelven mansos en nuestros días a los brazos de la madre democracia que todo lo perdona y ciega de amor no ve el peligro que conlleva el recogerlos con la ilusión y esperanza de creerlos reconvertidos.

Una sociedad misericorde pero severa con esos otros hijos bastardos que promulgan ideas abiertas y más acordes con la propia naturaleza del ser humano.

Descendientes de una dictadura moral tan indecente y sospechosa como el concepto que en si mismo lleva aparejado el propio termino conviven junto a nuestros seres queridos ciertos personajes que dejarían a los protagonistas de algunas parábolas religiosas en meros actores secundarios por no decir de extras sin sueldo...

Disfrazados de falsos profetas dictaminan que es lo correcto marcando la lineas maestras de lo que no se puede ni debe consentir.

Seguramente el zagal que el otro día entró delante mio al baño de un bar no habría nacido cuando Alaska cantó por primera vez lo que hoy es ya todo un himno en la comunidad gay.Me refiero a su celeberrimo tema "A quién le importa".




Una canción excelente por lo que representa y cuya letra es simplemente maravillosa y aglutina a todos aquellos que no se adaptan a un modelo preestablecido y alejados de cualquier sociedad decente y formal si es que existe alguna lejos de la utopia.No es solo un himno gay...

El caso es que el zagal entro vestido con unos Lewis y una sudadera discreta y salio cual supermán en cabina telefónica transformado en un gothico perfectamente maquillado con una amplia sonrrisa de oreja a oreja.

¿Que por qué no salió así directamente de casa?.Porque los Gothicos quizas tambien amen a sus madres y tengan la suficiente cordura,por extraño que pueda parecer, como para saber elegir el momento idoneo para trasladar la cabina telefónica a su cuarto cuando sea el momento.

Hubo una persona que no pudo evitar hacerme el comentario jocoso de rigor.Yo sonrriente le mentí diciendole que tambien pertenecia a dicha tribu urbana pero que por un problema de metabolismo todo mi vestuario se habia quedado pequeño y que de momento no tenía recursos para renovarlo".Good save de gothics."....le escupí en la cara.

Yo ni soy gothico ni soy gay, pero podría haberlo sido o quien sabe si lo seré algún día.Esto no es relevante ni creo que les deba importar una mierda.Señores la vida es corta y dura cuatro días,a veces tres y otras dos.Disfrutenla y rindanle culto por el rito gothico o por el mas riguroso de los poperos.

Me da igual que sean gays,lesbianas,masocas ,heteros convencidos o aún por convencer.Amarillos,negros,mulatos,mestizos o blancos puros como este post antes de escribirse.

Sean lo que coño quieran ser pero disfruten la vida y por favor si no saben hacerlo dejen a los demás que lo intenten.





6 comentarios:

Sun-T dijo...

Buff que te voy a contar yo!! A los 16 era rockabilly, con 18 era psychobilly (un rocker mas punky) con una cresta de aqui a roma, pase los noventa escuchando grunge con el pelo largo, y ahora llevo rastas con 35, todavia hay gilipoyas que piensan que soy fan de Bob Marley (como si el reagge solo fuera bob) mientras que escucho todo tipo de musica. Prefiero mil veces a un gothic o cualquier tribu urbana que no esos niñatos de chandal y gorras amantes del reaggeton (que ni es musica ni na´)
Pertenecer a una tribu urbana es para enorgullecerse, no para esconderse en el baño a travestrise, las mamas son comprensivas a la larga, y para ser tu mismo hay que sufrir.
Saludillos ataraxicos, tonti

Escriba perezoso. dijo...

Pues ya esta todo dicho..y si ,las mamas son siempre comprensivas aunque creo que mas a medio plazo que a largo.Hay ciertas cosas que o se perdonan en su momento o se pasa la oportunidad.

Bender dijo...

Yo siempre he sido muy normalito, nunca me he vestido estrafalariamente. Supongo que será porque soy un poco soso.
Por eso nunca tuve problemas de tener que ocultarme.

DianNa_ dijo...

Vaya, crei que era la única que había llevado de todo.
Fui "punki" con 18 años en Cascorro, jejeje, solo 3 meses pero bueno, "roker" también fui xD, hasta "hipie", he pasado por mil etapas y vestimentas, ahora llevo madil y rulos (virtuales , eso sí) y un piercing en la nariz, soy completita , lo sé y la canción de Alaska la hice mi himno aunque no soy gay o lesbiana de momento.
Y aún a pesar de tantas mutaciones extrañas he llegado a ser yo misma (algo rara , pero yo misma) y respeto e intento hacer respetar todas la opciones que de eso se trata de elegir libremente y RESPETO !!

Lucía dijo...

Qué post tan tan bonito Escriba ...

Esta debería ser la filosofía de todos!!

Escriba perezoso. dijo...

Gracias Lucia me encanta que te gustara.

Bender como puedes decir que ere muy normalito con ese aspecto de hojalata?,ja,ja.Saludos y no te considero sos precisamente.

A Dianna gracias por repasarno su trayectoria,ja,ja..Besos y llevas más razón que un santo o snata como gustes,je,je.Buena politica la tuya.

 

Archivo del blog