25/12/07

Algunas razones por las que detestar la navidad.¿Se necesitan motivos...?.

En estas fechas en las que todos tenemos invitados en nuestras casas este blog abre sus puertas a sus amigos como no podía ser de otra forma.

Si hace poco tuvimos la visita de Jorge García que nos regaló un cuidado menú navideño hoy contamos con un articulo de Sun-T que nos mostrará una cara menos amable y no por ello menos real de la Navidad.




¿ACASO NECESITO RAZONES PARA DETESTAR LA NAVIDAD?

Cuando era un crío siempre encontraba un motivo para desear la llegada de estas fechas: Los regalos de Reyes (todavía no habíamos importado la idea de Papa Noel); los dulces navideños; los empachos y la escapada a la madurez, que suponía sorber el champán que dejan los mayores en sus copas; la posibilidad de entrever un pezón en el transparente vestido de Alaska o las ubres danzarinas de Sabrina durante los especiales de Fin de Año,…..en fin, tantos buenos recuerdos!

Desafortunadamente el paso del tiempo acarrea la perdida de la miopía realista que padecíamos de pequeños.

Hoy en día, procuras que estas fechas terminen lo mas pronto posible, antes incluso de que empiecen.

Las calles se llenan del más hortera alumbrado publico que hayas visto en tu vida, un mes antes de lo previsto; y las tiendas escupen villancicos a través de su megafonía en un intento de confundirte (y dejarte sordo) lo suficiente como para malgastar tu dinero en regalos inútiles y audífonos.

Aun recuerdo con melancólica nostalgia el año que mi madre me regalo un jersey (yo nunca uso ese tipo de prenda) idéntico al que me había regalado el año anterior, ni que decir tiene que en ambas fechas tuve que ir a cambiar tan inútil prenda.

Tratas de olvidar tus penas abandonándote al gran invento del maligno: la televisión. Y que te encuentras? Las mismas reposiciones de todos los años. “Que bello es vivir” es maravillosamente ñoña, lastima que solo te emociones las primeras 20 veces que la ves, después resulta indigesta.

Por si eso fuera poco, tu móvil se satura con sms, cada cual intentando ser mas original y gracioso que el anterior; tengo un amigo que todos los años manda el mismo….y aun se sigue riendo solo mientras lo manda!!

Todas las ONGs salen a la calle a ponerte una chapita o pegatina en la solapa a cambio de un donativo, acabas peor que un punky con chupa nueva: redecorado, customizado, tuneado de falsa solidaridad. Creo que los chicos de la Cruz Roja me temen desde que, en pleno ataque de histeria navideña y cargado de bolsas, me puse a gritar en plena calle:

"Que no soy solidario, coño!! Como te acerques con la puta pegatina, te juro que te la meto por el culo y cagas cruces rojas durante un año!!"...

Imagínate si me estoy volviendo retorcido, que lo único que encuentro de bueno, en estas fechas, es el mensaje del Rey, cuando tratas de averiguar si se ha bebido una botella de Chivas o se esta descojonando de nosotros.

La parada de los monstruos anuncia su final con la Cabalgata de los Reyes Magos, tremendo paripé, única posibilidad de esbozar una sonrisa cuando tu sobrino te mira con aspecto circunspecto y dice con cierto estoicismo:

"Vaya mierda de Reyes Magos!! Pero si Baltasar es un señor pintado de negro!! "

Podría haberse lucido más el ayuntamiento, sobre todo con la gran oferta que tenemos en gente de color, producto de esa triste realidad que es la inmigración. -pienso yo para mi...

Es entonces cuando al paso de tan magnifico espectáculo, y en un impulso de rebeldía justiciera, me adentro en las filas de ilusionados niños y grito con todas mis fuerzas:

"Melchor, este año quiero a Penélope Cruz desnuda y en mi cama! "

"Gaspar, tráeme un trabajo estable (y bien remunerado)!!!

" Baltasar, coño!, consígueme un buen camello…tu ya me entiendes!.."

Aún me duelen los paraguazos que el año pasado me dieron las madres allí presentes……..ni que decir tiene, que ninguno de los Reyes Magos cumplió alguno de mis deseos; pero uno de los pajes me regalo una sonrisa cómplice y hoy en día somos buenos “amigos”, a buen entendedor…..

Quizás por todo ello, procuro pasar estas fechas solo, tranquilo, provisto de una cantidad ingente de comida, alcohol, películas y libros.

Cierro a cal y canto las puertas y ventanas, desconecto el móvil……y disfruto de tan placentero momento.

Mas adelante la cuesta de enero será el encuentro con la triste realidad. Así que con la tarjeta de crédito vacía en mis manos les digo: quien pudiera volver a ser niño!!.

Ja,ja,.Verdades como puños las que colecciona este hombre desde sus crónicas desde la ataraxia.

Espero hayan disfrutado tanto como yo leyendo a este blogger que dará mucho que hablar y con el que se puede hablar de mucho.

No diré nada más ,que luego se me ruboriza.A pesar de esa imagen de enfant fatal que proyecta le traiciona ese corazón de peluche con el que nos da cariño a los que le conocemos...

Visitenle y denle un poco de cera como paso previo a disfrutar del citado corazoncito.

.

7 comentarios:

Manu dijo...

Comparto todas y cada una de tus palabras Sun-T. Nada que añadir.

Saludos.

Sun-T dijo...

Dios! con la resaca que arrastro y me encuentro con esto!!
Debe ser los efluvios del alcohol pero lo veo peor que cuando lo escribi, prometo hacerlo mejor la proxima vez (si es que la hay)
Sean indulgentes!!

nereitupac dijo...

sun-t me alegra oir que sigues firme en tus convicciones,espero que estas tan extendidas y aceptadas críticas nos ayuden a pasar cada vez mas de paripés varios y mandar al común a tomar por culo, con sus regalos, comidas de empresa y sobrinos de cabalgata;pese a riesgo de ganarte la reputación de bordazo y chuleta... [si, nací en chamberi (el del foro, no confundir, please)y crecí en carabanchel alto, ...que es lo que tiene]
Como cada año mi familia bien en casa, cenando y comiendo tranquilamente lo que todos los dias. Ventajas; no existe la cuesta de enero, no te reunes con los familiares y allegados que no soportas, por lo que te evitas tambien los ensaguinamientos y tener que comentar las jugadas mas tarde, tampoco engordas más en estas fechas yyyyy ademas disfrutas paganamente de las sagradas fiestas y de los regalos y las cestas de las empresas, siiii, toma.
Desventajas; honestamente, se aceptan sujerencias.
Nota: tampoco sufri nunca la tele de estas fechas porque a mis padres se la suda y la han tenido toda la vida en un armario del salón. Como resultado, a mi hermano y a mi nos salen erupciones cutaneas con las teleseries yanquis o españolas, con ana obregon y el mensaje del rey. Bien hecho viejos!
yo por contra, aqui en mi bristol, uk, he compartido el dia con la familia de un amigo, que tambien es sociologo, me ha parecido un interesante documento... oh! vaya, más de lo mismo, se come a morir y se bebe como cosacos,y a diferencia de ciertas formas ritualisticas, es mas de lo mismo. Se agradece que la tele no este presente y que sea sustituida por un special edition for xmas de slade (man que sea, hijo) o fleetwood mac. Por lo demas ya digo, la misma horterez, en vez de belen, papanoeles colgaos por la escalera, luces y tal. Por cierto muy maja la family, muy hospitalaria, hasta habia regalos para mi debajo del arbol.
Santi, mencanta cómo escribes, no visito tu blog todo lo que deberia y cuando lo hago voy follá y no tengo tiempo de dejarte ningún coment, espero la prox vez dejar uno en tu proper blog y extenderme en opiniones y noticias. Muchos besazos!!! nere

Escriba perezoso. dijo...

Ja,ja,ja que bobo eres Sun te ha quedado de Fabula.

Un abrazo....y muchos "mimos",ja,ja

Sun-T dijo...

Jolines, eso si que fue un testamento. Ojo que esta es la seccion de comentarios, eh!, que la de letanias navideñas es dos blogs mas abajo. Como se enrrolla al peña!jeje

Bender dijo...

Pues yo no tuve una infancia excesivamente navideña, pero es que ahora mucho menos, casi inexistente. Creo que es una de las navidades que menos me estoy enterando de la fiesta.

Quizás si viera más tele, estaría más sugestionado.

Un abrazo muy fuerte y que pases unas felices fiestas. Un saludo.

Lucía dijo...

Grandes verdades y fantásticamente recogidas en este artículo.

Habrá que darse una vuelta por esas crónicas ...

Saludos

 

Archivo del blog