21/3/08

Hartzenbusch."El aristócrata y el ciego".

A un ciego le decía un aristócrata:

-Todos mis ascendientes héroes fueron.

Y respondióle el ciego;

-No lo dudo.Yo sin vista nací y mis padres vieron.No se envanezca de su ilustre raza quién pudo ser melón y es calabaza.

Presumir de los antepasados de uno sólo refleja lo mucho que éste ha perdido.
.

1 comentarios:

Marisol dijo...

Cada uno es como es, ni somos lo que fueron nuestros antepasados, ni somos lo que serán...somos nosotros y nada mas!.
Me cargaron años, con culpas ajenas. Mi padre es golpeador,etc...y pese a que hace 27 años que no lo veo, me culpaban por las cosas que habia hecho él.
Abrazos enormes!

 

Archivo del blog