27/3/08

Como dar la medicación a su perro.

Una vez más acudo con Perezoso al veterinario para solucionar un pequeño problema de salud que me tenía un tanto preocupado y a nuestro héroe bastante afligido..

Afortunadamente todo se ha quedado en nada.Bueno "nada" teniendo en cuenta que Perezosillo se suele comportar bastante bién a la hora de seguir los tratamientos aunque esto no son matemáticas puras y de vez en cuando monta unos pollos que riete tu del de Uribarri .

Ya los irá desgranando él mismo en sus Crónicas de un cocker bloger ya que me ha prometido que en breve reanudará su publicación.Las crónicas las escribe Perezoso, no Uribarri.

El caso es que debe tomar unas pastillas durante algunos días para finalmente repetir la analítica y ver que todo queda solucionado.

Hablando de la ingesta de pastillas en el mundo animal el veterinario de cabecera de nuestro cocker me ha felicitado por la suerte que tengo de que Perezoso se medio comporte ya que sino debería seguir el durísimo protocolo que os traslado a continuación;

01. Tome el perro y colóquelo en su brazo izquierdo como si estuviese sosteniendo a un bebé. Ponga el dedo índice y el pulgar a los lados de la boca del perro. Presione levemente para que él abra la boca. Una vez que esto suceda, coloque el comprimido en su boca. Permita que el animal cierre la boca y trague la píldora.

02. Levante la píldora del suelo y saque el perro de detrás del sofá. Sosténgalo otra vez en su brazo izquierdo y repita el proceso.

03. Saque el perro del cuarto contiguo y limpie el comprimido que escupió.

04. Tome un nuevo comprimido, coloque al perro en su brazo izquierdo y asegure las patas traseras con su mano izquierda. Fuércelo a abrir la boca y empuje el comprimido hasta la garganta con el dedo índice. Cierre su boca inmediatamente y cuente hasta diez antes de soltarlo.

05. Tome el comprimido de dentro del acuario y baja al perro de la mesa camilla. Pida ayuda a un amigo.

06. Arrodíllese en el suelo con el perro firmemente apretado entre las rodillas, asegurando sus cuatro patas. Ignore los gruñidos emitidos por el perro. Pida a su amigo que asegure con fuerza la cabeza del perro mientras que usted le abre la boca. Coloque una espátula de madera lo más adentro que pueda. Deje el comprimido correr por la espátula y refriegue la garganta vigorosamente.

07. Saque al perro que está escondido tras la cortina y tome otro comprimido. Recuerde comprar una nueva espátula y remendar la cortina. Cuidadosamente enrolle al perro en una toalla de modo que su cabeza quede apenas fuera. Pida a su amigo que lo mantenga así. Disuelva el comprimido en un poco de agua, abra la boca del perro con ayuda de un lápiz y vuelque el líquido en su boca.

08. Beba un poco de agua para calmarse. Haga una curación en el brazo de su amigo y limpie la sangre de la alfombra con un poco de agua tibia y jabón.

09. Busque al perro en el patio del vecino. Tome un nuevo comprimido. Ponga al perro dentro del armario de la cocina y cierre la puerta, manteniendo la cabeza del mismo hacia el lado de fuera. Abra la boca del perro con ayuda de una cuchara de postre. Tire el comprimido dentro de la boca del perro con ayuda de un palo.

10. Vaya hasta el garaje y tome una llave de fuerza para colocar la puerta del armario en su lugar. Coloque una compresa fría en los arañazos y mordeduras que tiene en su cara y revise cuando fue la última vez que se puso la vacuna antitetánica. Sáquese la camisa rota y tome una nueva de su cuarto.

11. Llame al cuerpo de Bomberos para sacar al perro de debajo del coche del otro lado de la calle y donde se ha hecho fuerte. Pida disculpas al vecino que se golpeó tratando de esquivar al perro en su huida. Tome el último comprimido del frasco.

12. Amarre las patas delanteras con las traseras con una cuerda y ate al perro a la mesa de la cocina. Colóquese guantes de jardinero. Abra la boca de su mascota con una pequeña llave inglesa. Coloque el comprimido seguido de un pedazo de filete tierno y jugoso. Asegure la cabeza del perro en posición vertical y derrame medio vaso de agua para ayudarlo a tragar el comprimido.

13. Pida a su amigo que lo lleve con premura a la Sala de Primeros Auxilios más próxima. Siéntese tranquilamente mientras que el médico cose sus dedos y brazos y remueve las partes del comprimido que se clavaron en su ojo derecho. Pare en la primera casa de muebles en el camino a su casa y encargue una nueva mesa para su cocina.

14. Consiga un Veterinario para que haga una visita a domicilio.

Nota Bufoniana;
El texto ha sido adaptado del correo que el veterinario me envió tras diagnosticar a Perezoso.En realidad es posible que lo hayas visto ya en alguna clínica expuesto ya que una conocida marca de medicamentos para gatos lo utiliza como reclamo tras adaptarlo de un texto que circulaba por la red hace ya algún tiempo.
.

4 comentarios:

Lucía dijo...

Jojo, qué complicaciones ...

A Leela se las envolvemos en jamón serrano y se las toma sin rechistar. Una caja entera de un golpe se tomaría,jeje.

Σ=o) Pau dijo...

uf! si tuviera que darle a mi Nala el remedio así la que se va al hospital soy yo jajajaj :D
Lucía tiene razón que complicado eres! ;) yo tomo el hocico de ella, le meto la pastilla por sobre la lengua y le froto el cuello para que la trague, lo hace rapidito y sus ojitos me miran como diciendo "que ya me la tomé!"
cariños a perezoso y besos para ti :)

Escriba perezoso. dijo...

Ja,ja...que no hombre que no.Si Perezoso se las toma sin rechistar.Eso si luego tienes que darle una golosina.El post es de un correo que me mando su veterinario en plan coña y que me pareció gracioso de compartir.

Ispilatze dijo...

Pues mira que tengo bichos variados que acompañar al veterinario... y no, no lo había leído por ahí.
¡Pero es genial!!!!

Digo yo... si ya tienes experiencia... ¿la próxima vez que me toque darle pastillitas a alguna de mis "mascotas" te parece si nos pasamos por tu casa???
Yo, de lejos, te doy ánimos, palabra!!!
jajajaja
genial, Escriba.
Que no lo lea Perezoso o te vas a tragar tú la pila de pastillas, advierto!

 

Archivo del blog