1/12/08

Heroes infantiles

Es curioso como permanecen algunos recuerdos en la memoria.

Lo realmente sorprendente es como de repente surgen con una nitidez demoledora. Teniendo en cuenta que ni siquiera sabemos que los teníamos es fascinante comprobar los extraños mecanismos que los activan y desentierran al cabo de los años.

Hace unos días vi como un niño jugaba con su muñeco en la parte trasera del coche que estaba detenido junto a mi en un semáforo.

Su madre fumaba paciente a que el disco se pusiera verde.En los apenas 20 segundos que estuvo detenido el vehículo evoqué una escena de mi infancia en la que jamás había vuelto a pensar.

El detonante fue no el niño sino el pequeño soldadito con el que parecía hablar.Bueno soltar una arenga más bien por lo emocionado que se mostraba el chaval.En todo caso allí era imposible ocultar que existía una química especial entre ambos.

De crio yo también tenía mi "juguete" preferido.Lo entrecomillo porque para mi no era un juguete.Es más, incluso el termino en sí, me resultaba molesto y ofensivo cuando alguien lo aplicaba refiriéndose al pequeño guarda de caballería del medievo del que les hablo.

Con su escudo,su lanza y espada.Su diminuta pero brillante armadura.Con el caballito negro engalanado ¿como iba a ser un simple "juguete"?.

Era mi amigo,confesor y consejero secreto.Sólo ante mi cobraba vida.Yo a cambio le protegía y le prometí no dejar que nadie nos separara.

Un día en clase "me habló".Yo absorto en la conversación no pude ver a la profesora acercándose.

El bajó la cabeza y se hizo el muerto.Era demasiado tarde.Tras una regañina me lo arrebató de las manos y continuó su clase.

Al acabar la misma esperanzado fui a hablar con ella para recuperarlo.Al ver en mi tan gran interés se negó a devolvérmelo.

Argumentando que aquel caballero diabólico era el foco de mis males educativos lo tiró al fondo del cajón de su mesa y lo encarceló allí bajo llave..

Recogí mis cosas y desolado salí al patio.


"Javierucho"el chico malo de la clase se dirigió a mi.Nunca antes había hablado con eé.Era el típico niño al que todos teníamos miedo.Sin embargo me consoló y me dijo que no me fuera a casa.

Aquello había sido una injusticia y el lo iba a remediar.Cuando ya había pasado un buen rato y no quedaba nadie en el colegio nos acercamos a unos servicios de la parte trasera del edificio.


Entonces ocurrió algo maravilloso.Javier, que ya se había ganado todos mis ,respetos sabía que aquellas ventanas estaban siempre abiertas y me dijo que le ayudara a subir.Yo nervioso esperé allí unos quince minutos a que volviera a salir.

Primero asomó su mano cerrada.Al abrirla vi al valeroso caballero ya liberado.No me llegaba la cara para contener el tamaño de mis ojos ni la abertura de mi boca.


Pasé toda la tarde con Javier y muchas más tardes a partir de entonces.No me dijo nunca como abrió el cajón y tampoco me importó un carajo.

Al día siguiente en clase puse a mi caballero encima de la mesa con una armadura diferente.No "hable con él".

Estuve más atento que nunca a cada uno de los gestos de la señorita.Disfruté cada segundo de sus miradas.

Se estaba reconcomiendo por dentro y los dos lo sabíamos.Pero,¿cómo iba a demostrar que ese "juguete" era el que faltaba de su cajón?.¿A que persona presuntamente madura y capacitada para dar clases se le ocurriría acusar a un niño de 8 años de aquel robo?.


A Javier no lo volví a ver nunca más una vez acabada la educación primaria.

Dicen que de pequeños todos los niños sueñan con ser Supermán o Spidermán.Desean emular a sus héroes.

Yo por aquella época simplemente quería ser como Javierucho.Tener la mitad de su valentía y una cuarta parte de su enorme corazón.
.

12 comentarios:

Sun-T dijo...

Me inclino ante usted, uno de los mejores relatos sobre las visicitudes de la infancia. Te has lucido campeon; sigue asi!!!

missmole dijo...

Qué bonito recuerdo!!!

Gracias por compartirlo.

serigrafia dijo...

es increible como por una simple cosa visual o olor podemos remonternos y recordar lugares objetos o personal, me pareco muy lindo tu relato, gracias por compartirlo.

pau dijo...

Bellísimo.
Todos, supongo, tenemos una historia parecida que contar. Hoy has hecho que escarbe mi memoria.

Fhers dijo...

Te has vuelto a superar a ti mismo. Sin palabras.
Saludos
Fhers

Escriba dijo...

Muchas gracias a todos por vuestras amables palabras.

Sun-T dijo...

Como que "muchas gracias"?? pero... Perezoso no nos pagaba por hacerte la pelota?
Ja,ja,ja Tan solo he vuelto a pasar por que me gusto tanto esta entrada que queria volver a releerla

Escriba dijo...

Joder Sun...te dije que nunca revelaras los detalles!!!

Escriba dijo...

Sabes lo sentido que es y tu vas y ZAS en toda la boca.Voy a ver si aun tengo derechos de administrador para borrar el comentario...

Σ=o) Pau dijo...

Me emocionaste mi perruquito! ay si tienes un arte que me mata y me fascina, parece que tengo que hacer como Sun y venir a releerte de a poquito para buscar mis recuerdos y desenpolvarlos ;)

besotes mi muchachin un beso enorme y cariñoso ;)

joven principe dijo...

que lindos los recuerdos de la niñz! grcias por traerlos una vez mas a mi tambien.

Escriba dijo...

A ver si va a ser verdad que os he hecho pensar por una vez con algo de lo que escribo.

Muy gratificante la verdad.Hala ahora me lo voy a pensar yo y luego lo escribo y así formaremos un bucle infinito....

Besos y abrazos a repartir.

 

Archivo del blog