2/12/08

El músico.

En un rincón de la plaza un hombrecillo desaliñado se resguardaba de la lluvia.

Sentado sobre la funda ajada de su guitarra parecía concentrado en algo.Miraba los charcos y sonreía.

Tenía una libreta en la mano.Había dibujado un largo pentagrama en una de las hojas.Sosegadamente lo iba llenando de notas.

Ajeno a las prisas y el malhumor de los que allí estábamos permanecía inoportunamente sereno y tranquilo robándole el sonido a la tormenta.

Simplemente escuchaba y dibujaba corcheas en su improvisada partitura.Era como si sólo él fuera capaz de oír el mágico dictado musical que emitían las gotas de agua al golpear el cemento agrietado de la plazuela.

Cuando aminoró la lluvia se levantó y recogió sus cosas.Vació las monedas que había conseguido en un pañuelo descolorido que introdujo en un bolsillo.

Atraído por lo que acababa de ver ,sin saber porque ,le seguí hasta un autobús.El conductor tras cobrarle el billete le cambió el resto de las monedas.-Diez con sesenta-le dijo mientras se lo entregaba.

Ambos nos bajamos en la parada del cementerio donde el músico compró unas flores.

Entregó el billete de diez a la dependienta y rechazó el cambio.Se le veía sorprendentemente feliz.

Al entrar por la puerta le dio algo a un indigente.Estoy casi seguro que eran los "con sesenta" que le quedaban.

Camino entre las calles de los nichos hasta que se detuvo frente a uno.

Yo me sentía como un puto voyeur sin escrúpulos.Ruborizado vi como depositaba las flores y sacaba la guitarra de su funda raída.

Entonces comenzó a interpretar una melodía que anestesio mis sentidos y dio consuelo a los remordimientos que sentía al haber violado la intimidad de aquel músico desaliñado.

Al día siguiente le busque entre los pórticos de la plazuela.

Sin atreverme a mirarle a los ojos eche dentro de la funda de su guitarra diez con sesenta euros cargados de disculpas.

Cuando me alejaba, tras dos segundos de silencio, comenzó a tocar la melodía que había escuchado en el cementerio.

Me giré y vi como guiñándome el ojo esbozaba una sonrisa de complicidad.


Como si de un encantador de serpientes se tratara consiguió que permaneciera quieto hasta que concluyo la canción.

Le di las gracias en silencio y él inclinó la cabeza dándome a entender que nada le debía.


Desde entonces y cada vez que me siento mal le busco por las calles de la ciudad.El, generoso ,reconforta mi alma malherida y me sonríe.
.

5 comentarios:

DraciR dijo...

Tus historias son curiosas, la del perro y sus amos me engancharon a tu blog, y esta original o no (me la suda) es breve, clara y tierna.
Me fijaré mas en los bohemios de la calle.

Escriba dijo...

Tanto esta como las memorias de Perezoso,(supongo que te refieres a ellas),son originales y producto de mi mente de botijo,ja,ja.

Me gusta eso de que te engancharas al blog.Saludos amigo.

PD:No te fijes mucho a ver si alguno te va a soltar una yoya por mirón...Be discreto,be guater mai friend....

Σ=o) Pau dijo...

Creo que yo hubiera hecho lo mismo, una vez escuché un cantante en la micro y me bajé en la parada del él que no era la mía, luego de unos días lo encontré y fue genial.
Tocaste mi punto débil, y ese párrafo
"Simplemente escuchaba y dibujaba corcheas en su improvisada partitura.Era como si sólo él fuera capaz de oír el mágico dictado musical que emitían las gotas de agua al golpear el cemento agrietado de la plazuela."

uf! este año es mi tercero de música en la escuela el curso es simple pero me gustaría llegar a poner todo lo que imagino en un pentagrama, voy de a poco ;) ya aprendí hacer arreglos :D

besotes mi perro, nunca dejes de escribir en el pentagrama de tu corazón porque la melodía que se siente de tus letras es dulce y hermosa :)

pd: ya que estás animado decorando hay un concurso de dexorar el blog y el premio son platillas personalizadas mira aquí

besos, besitos, besooootes con muchos ronroneos :D

joven principe dijo...

hermoso me emociono hasta unas lagrimitas.

Escriba dijo...

Pau;

Me tienes sobrevalorado..y me gusta,je,je.Besazos enormes a mi niña.

J.Principe;

No me lo creo.Mandame esas lagrimas y las analizaré para descubrir que las produjeron,je,je.

En cualquier caso muchas gracias por tu comentario y que sepas que espero impaciente el siguiente.

Saludetes a ti también.

 

Archivo del blog