6/11/08

Perezoso,las memorias de un cocker blogger .Capítulo tres.


El centro comercial.

Os aseguro que la colonia que se echó por encima el flipado antes de salir de casa en dirección al centro comercial era lo que se conoce como Pachuli gran reserva.Esta debía ser de 22 meses en barrica de roble americano al menos.Pachuli pero del bueno vaya...

Mi diosa,mi dueña, con dos gotitas de perfume consiguió reestablecer el orden en mi compungida y semi anestesiada pituitaria.

Además de belleza tenía gusto y criterio a la hora de vestir.No lograba entender que puñetas habría visto en ese zagal desaliñado que había ido a recogerme a la tienda de animales...




El camino hasta el centro comercial se me hizo eterno y no por su distancia geográfica desde el nuevo domicilio si no por la porquería de música que llevaba puesta en el reproductor de cds el flipado.

Y encima cantaba a grito pelado creyendo que no se le oía a través del cristal de la ventanilla.Una reflexión...

O los tipos que estaban descojonándose en el semáforo en el que nos detuvimos tenían un oído de tísico,ese que te garantiza oír crecer la hierba,o el flipado poseía una voz portentosa en cuanto a decibelios se refiere.

Creo que el acristalamiento del coche era una castaña ya que las dos primeras teorías son erroneas de base...

Nada más aparcar en los bajos del centro se repartieron las tareas.Ella subiría a comprar y el flipado se quedaría afuera vigilándome ya que no me iban a dejar pasar.

Eso no lo entendí muy bien y me hubiera resultado incluso ofensivo en otras circunstancias pero en labios de mi Diosa sonaba como una dulce melodía cuya letra decía ;quedate aquí que dentro están todos locos y no quiero que te hagan daño...

Cuando ella se fue decidí darle un escarmiento al pardillo este que me habían puesto de segurata.

Aprovechando mi pequeña estatura me metí por debajo de los coches allí aparcados mientras él corría desesperado dándose de ostias contra los espejos.Mira, yo ya no podía más de la risa pulgosa que me entró.

Y encima va y dice,

-Por los clavos de cristo se va a poner hecho unos zorros y lo voy a tener que lavar!!.

Pues dicho y hecho.Corrí hasta un cuatro por cuatro y me restregué bien el lomo contra el tubo de escape.Lastima que me recreé demasiado y me echo el guante.

-Mecagon mi calavera negra.Si esta negro como un tizón y hace un minuto era canela...

Yo moví el rabito y puse cara de cachorro arrepentido.Ese simple gesto evitó mi estreno en cuanto a collejas.

Mientras esperabamos a la Diosa se nos acercó un amigo del Flipado con otro cocker con cara de estreñido.Se pusieron a hablar entre ellos y a mi no me quedó otra que hacer lo mismo con el congénere.

Esa conversación resultaría treméndamente útil de cara a la primera noche en casa de mis nuevos dueños ya que el estreñido me aleccionó sobre ciertas tácticas que evitarían que pernoctara en la terraza o en el jardín a cielo raso....

Las memorias de un coker blogger es una serie de entradas que han de leerse seguidas.Si no leiste el capítulo inicial puedes hacerlo ahora antes de que sea demasiado tarde para no identificarte con su protagonista y desprobechar la altísima calidad de la serie.Lee luego el segundo capitulo...no seas gañan.Este es el tercero o es que no ves los titulos de las entradas...
.

3 comentarios:

MORGANA dijo...

ahora que caigo, voy a llamar a casa, tal vez conteste mi fox terrier. bueno lo de mio queda claro que no.

Perezoso. dijo...

Umm...piensa que tal vez no le interese contestarte.Seria un precedente muy negativo para sus intereses,juas,juas.

Σ=o) Pau dijo...

jajajaja me imagino la cara del flipado al verte negrito jajajaj
a él les tendrás tus mañas pero a ella la adoras eh? Diosa! mmm... entre nos, no se te vaya a poner celoso jejeje :D eres un amor mi Perezosin ^_^

Me encanta como escribes mi muchachin peludo y estas historias a mi me atrapan ronroneando mmm...

un besote y voy por más eh?
cariñitos de lomo ronroneado

 

Archivo del blog