9/5/08

Fedro; "El filósofo y el atleta".

Trás vencer en un campeonato,un atleta no hacía más que pregonar a los cuatro vientos su triunfo.Un filósofo se acercó al grupo de gente que le rodeaba y,al oír al vencedor,le preguntó:

-¿Tu adversario era más fuerte que tú?.

-!Vaya tontería!-exclamó el atleta-!Yo soy el hombre más fuerte del mundo!.

Entonces-prosiguió el pensador-,¿qué honor mereces si sólo has vencido a otro más débil?.

La presunción de los vanidosos se corrige con inteligencia.
.

6 comentarios:

AdR dijo...

:) Muy bueno. Lo que nos enseñan estas fábulas :)

Un abrazo

______________ dijo...

Siempre me han gustado las fábulas y sus moralejas, aún cuando no siempre esté de acudero con ellas (no es el caso) . Son dosis de sabiduría en pañabras.


Un saludo,


Pedro.

Lúcida dijo...

Si es que con la modestia se llega a todos sitios... siendo presuntuoso rápido se ve el plumero

Gracias por la fábula

tootels dijo...

Pilla por bocas!! cojonudo.

Crys dijo...

Zash, en toda la boca XD, me gusto mucho esta fabula :D.

Saludos

Escriba dijo...

!Como nos gusta Padre de familia!...un secreto-->Tengo puesto el zas como avisador de mensajes,je,je,je.

 

Archivo del blog