29/4/08

Fedro. "El hombre y la piedra".

El amo de Esopo envió a este a los baños para que le contara si había mucha gente.Cuando llegó,vió entrar a varias personas que iban tropezando todas con una piedra puesta ante la puerta.

Sólo uno se agachó antes de dar el traspiés para retirarla a una esquina donde nadie más pudiera tropezar.

-¿Había mucha gente?-preguntó el amo cuando Esopo regresó.

-Umm...No-contestó convencido Esopo-.En los baños había solamente un hombre.

Sólo los hombres pueden utilizar su inteligencia para evitar los obstáculos y salvar a los demás.
.

4 comentarios:

Gustavo Rey dijo...

Genial! me encanta esta etapa que tenés de "fabulero", un abrazo
PD: te invito a que te des una vuelta por mi nuevo blog de relatos:
http://soybreve.blogspot.com/
(perdón por la publicidad...)
Otro abrazo

treserantres dijo...

Lo malo es que muchas veces se utiliza la inteligencia para ponerlos.
Muy buena la fábula.

Escriba perezoso. dijo...

No dudes que pasaré a visitarlo Gus.

Cuanta razón tienes desgraciadamente en tu comentario trasherrantes.Bienvenido al blog!!

tootels dijo...

sabio y concluyente.. si señor...

 

Archivo del blog